Consejos para decorar

¿Qué se necesita para decorar el cuarto de un bebé?

Buscando mis archivos viejos, aquellos que ya no figuran en este blog, me encontré con este que escribí en julio de 2015, meses antes de que naciera mi primera hija. Ahora que estoy por desarmar este dormitorio para que mis hijas duerman juntas, leerlo me dio un poco de nostalgia porque sacar la cuna significa que mi bebé ya no es bebé (snif).

Como siempre hay alguien que se encuentra en esta situación de tener un hijo por primera vez, y la cuarentena nos inspira a activar esas ideas para el hogar que tenemos abandonadas, lo retomo y sumo anotaciones como madre de dos. Toda una experta ya. 🙂

En aquel entonces dada mi inexperiencia, leí, leí y leí lo que recomendaban por ahí y saqué estas 7 conclusiones de lo que iba a necesitar. Al lado de cada una está lo que finalmente hice en color azul.

1. Cuna
La cuna es lo principal. Yo ya decidí que voy a comprar una funcional con cajonera para tener resuelto el tema de la cama cuando crezca.
De la mano de la cuna viene el colchón, la principal recomendación que aparece en todos lados es que tenga la medida exacta por seguridad.
Claramente sigue siendo un punto clave, pero al final no compré funcional. Compré una estilo nórdico que duraba hasta los 4 años aproximadamente. Como al tiempo nació la segunda, la seguimos usando. Ahora que la segunda está por dejarla, se la daré a alguien que la necesite. Sí respeté el tema del colchón por seguridad.

2. Blanquería y protectores para la cuna
Esto resultó ser clave, porque mis dos hijas son súper movedizas y las he escuchado chocar contra los costados millones de veces. Para medidas chicas recomiendo acolchado y un protector que no sea igual pero que combine.

3. Cambiador
Al estar pensando en una cuna funcional, el espacio que va a cumplir el rol de cambiador va a ser arriba de la cajonera. Por lo que estuve viendo ahí es ideal tener un contenedor/organizador para ubicar pañales, etc.
A mí me sirvió mucho sumar una mesa, súper básica. Ahí arriba las cambiaba a las dos y tenía los pañales y demás. La verdad es que siempre tuve pañales en mi cuarto también, y creo que las cambié más veces sobre mi cama que otra cosa. Pero es útil un espacio de apoyo, definitivamente.

4. Espacio de guardado para ropa
También es clave pero no me preocupa porque por suerte tengo placard en esa habitación 🙂
Acá no hice ningún cambio.

5. Silla/Silloncito/Mecedora
Esto lo recomiendan mucho para la comodidad de la madre al darle de comer y además es una manera simple de decorar un rincón de la habitación. Si es mecedora además sirve para calmar al bebé.
Quedan divinas, pero al menos yo le di poco uso. Nunca puse mecedora ni sillón cómodo. Sino una silla que pocas veces usé. Siempre mi cama de noche o los sillones del living de día fueron lo más cómodo para mí.

6. Luz
Lámpara de techo y velador tenue para la noche.
¡Clave! Y más cuando van creciendo. La de 4 ahora tiene miedo y duerme con una tenue luz led prendida. También para cambiarlos de noche cuando son bebés sin tener que encandilarlos.

7. Decoración
Mi parte favorita 😀
Acá estoy pensando en una linda alfombra, almohadones, cuadritos, estanterías con forma de casita y juguetitos decorativos.
Todo eso queda divino. Alfombra es clave, además para que jueguen. Almohadones, cuadros, estantes con juguetes y canastos para ordenar. Recomiendo un poco de todo.

Les dejo algunas fotos de los detalles que fui sumando con los años.

¡Ojalá a alguien le sirva!
Y anímense que no hay nada más lindo que los cuartos infantiles.❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *